10 videos musicales con paisajes alucinantes



Otros artículosArtículos relacionados

El videoclip, como género, ha permitido la exploración de diversas manifestaciones visuales. Muchas agrupaciones han aprovechado paisajes locales para potenciar sus piezas audiovisuales.

Un día cualquiera me dejé llevar por las recomendaciones que YouTube hacía según los últimos videos que había consumido. Me había interesado en el caso de David Gold, el vocalista del grupo canadiense Woods Of Ypres, quien había fallecido de forma trágica en un accidente de tránsito.

Su propuesta musical era el doom metal más crudo y depresivo que llegué a escuchar. Y justo cuando vi el clip de “I was buried in Mount Pleasant Cemetary”, recibí la “recomendación” de “Fjara”, un tema del grupo islandés Solstafir.

El video es en realidad un corto, con una producción de primer nivel, que cuenta una historia desarrollada en los hermosos paisajes de Islandia: montañas, nieve, costas, ríos…

Como recurso visual me pareció maravilloso (algunos lo encontrarán facilista), y empecé a darme cuenta que a través de la historia del video clip, los paisajes han sido un recurso muy usado como situación, pero no tanto como eje narrativo.

Sin haber investigado mucho al respecto, me he atrevido a recomendar estos 10 videos, que para mi forma de ver, usan el recurso del paisaje de una manera embriagante y simplemente encantadora.

10. iamamiwhoami – Fountain

Es sueca, cantante y artista experimental, muy hipster para muchos, desconocida un poco en esta parte del continente. Su verdadero nombre es Jonna Lee y su música se mueve entre el pop, el indie y la música electrónica. Perderse en el mar y la niebla por la cual navega la cantante, mientras cae el sol, es simplemente inevitable.

Las tomas aéreas nos recuerdan lo pequeños e insignificantes que podemos ser ante la majestuosidad del mar.

9. M83 – We Own The Sky

A veces uno se olvida de lo fácil que es desconectarse de todo. No conozco muchos países, pero en los que he estado sé que a pocos minutos de las ciudades no es difícil encontrar bosques o zonas rurales donde uno pueda correr y sentir el viento en la cara, compartir con quienes más se quiere y olvidar que vivimos en junglas de concreto.

Este clip del dúo francés M83 nos muestra eso (olvidemos por un momento la invasión de objetos voladores geométricos que ahuyentan a los chicos). La facilidad de huir por unas horas de todo: el tránsito, el comercio, la moda… todo.

8. Anathema – Untouchable part one

El cielo es infinito y a través de él podemos ver la bondad de la naturaleza, pero también su furia. En este clip de los británicos Anathema, realizado bajo la técnica del timelapse se puede ver la inmensidad del firmamento, que se ve hermoso aun en la más fuerte de las tormentas.

Tras la obviedad del dicho “después de la tormeta viene la calma”, también se nota el temor de la “calma antes de la tormenta”. ¿Qué esperar o que obviar? Nunca se sabe.

7. Porcupine Tree – Time Flies

Hoy en día Porcupine Tree está en el grupo más selecto del rock. No es mainstream, pero tampoco es under. Llega a las audiencias necesarias por mensajes como el de este clip.

“Time Flies”, naturalmente a modo de timelapse, nos hace dar cuenta que la vida es eso que somos capaces de recordar cuando se está llegando al final de la historia. Fracasos y aciertos; hermosos y amargos recuerdos. Todo -con sus altibajos-, vale mucho más que tener como recuerdo haber vivido con miedo rodeado por paredes.

La vida está afuera y es hermoso vivirla a pleno, finalmente para eso es. Eso es lo que dice este emotivo video clip.

6. Amon Amarth – Guardians Of Asgard

Los suecos de Amon Amarth nos muestran en este clip lo importante que son los bosques nórdicos durante el invierno (es decir, casi todo el año), para la cultura y tradición vikinga.

El metal se encargó de rescatar y darle un lugar a esta cultura, que perdió algo de su relevancia con la llegada del cristianismo. Siempre escuché que el metal estaba en crisis, hasta que alguien me dijo que el metal nunca va a estar en crisis, porque está blindado por el frío escandinavo.

5. Pink Floyd – Take It Back

En 1994 Pink Floyd publicó el que sería su último disco de estudio con la formación Gilmour, Wright y Mason.

“The Division Bell”, incluye este maravilloso tema llamado “Take It back”, una confesión de arrepentimiento, de lo que pudo ser y no fue, por negligencia.

Aplicarlo a cualquier situación de la vida no será difícil. “Ella volverá algún día”, dice el estribillo, mientras se ven tomas aéreas de paisajes, bosques, ríos e incluso lava volcánica.

Maravillosamente conceptual, como todo lo floydeano, este clip quizá es punta de lanza para este listado.

4. Superlitio – Champetrónica

Es impensable no incluir una banda colombiana en este listado, y es impensable porque Colombia podrá carecer de infraestructura, educación o salud, pero de lo que no carece es de paisajes naturales. Colombia tiene todos los paisajes que alguien se pueda imaginar.

Y eso es bueno recordarlo. A través de este video de los caleños Superlitio lo podemos ver, porque “el paraíso es un lugar neutral”.

3. Sigur Ros – Glosoli

Al top tres llegan grupos islandeses. Cuando los vean entenderán por qué. Inicia la lista con Sigur Ros.

El amor es algo maravilloso y si se descubre desde la niñez aún más. Y pienso que no importa si hay experiencias de rechazo. No. Porque lo noble de ese sentimiento no termina allí y simplemente no termina, porque detrás del amor hay algo llamado esperanza.

Volviendo al video, lo que sucede en el minuto 5:35, les pondrá los pelos de punta y si son sensibles, alisten algunos kleenex.

2. Bjork – Crystalline

Cuando Bjork presentó “Biophilia”, tuve la suerte de asistir a un “Biophilia Residence”. Los shows que ofreció la islandesa para ese disco no fueron normales, fueron experiencias sensoriales y multimedia más allá de lo que yo haya visto en conciertos (y créanme, me enorgullezco de haber ido a bastantes).

En “Crystaline”, Bjork “viaja” a la luna. La luna es nuestra, es lo más preciado que puede tener nuestra noche; entender, o quizá conocer lo que está más allá de nuestro alcance, probablemente nos ayude a darnos cuenta que solo somos un eslabón más en el sistema al cual pertenecemos orgánicamente con las otras especies.

1. Solstafir – Lagnaetti

Una agrupación de black metal “rehabilitada”. Sosltafir es uno de los descubrimientos más destacados que he tenido. El grupo aprovecha -hoy en día-, muy bien el recurso del paisaje en sus videoclips.

Intentaron cantar en inglés, pero prefirieron cantar en su idioma, algo destacable y valiente, porque no son muchos los que saben islandés.

Aun así, el grupo ocupa lugares interesantes en los charts europeos, canadienses y norteamericanos. Su música es de invierno, no los imagino en un festival de verano, pero veremos.

Ojalá vengan a América Latina alguna vez. Seguramente pisarán suelo argentino o chileno antes que cualquier otro país, pero sin duda es una banda para ponerle mucha atención.

Bonus tracks

a. Solstafir – Fjara

Este tema fue el que me motivó a hacer este listado. Me pareció obvio y facilista incluirlo en el top, por eso lo agrego como bono. La historia está llena de misticismo y los paisajes son indescriptibles. Podría ver este video mil veces sin cansarme.

b. Latinoamérica – Calle 13

No me cae bien Residente. René Pérez es un oportunista, es lo que pienso. Creo que alguien que no sabe lo que es el conflicto en Colombia y se sienta con propiedad de criticar presidentes y acciones en el conflicto es un charlatán. No lo paso y no me cae bien.

Pero es un letrista como pocos, y eso se nota en esta canción. Y algo que le reconozco es ese amor tan profundo por América Latina; desde su hermosa isla hasta la Patagonia. Y si algo hay que destacarle, es la precisión con la que describe nuestra América en estas letras.

Esta canción, y su video, siempre hacen que “se me meta un mugre en el ojo”.

“Vamos caminando, aquí se respira lucha”.

Julián López Cortés