Yo maté a mi amigo Daniel

by / agosto 20, 2017 Opinión No Comments


Otros artículosArtículos relacionados

Hoy hace diez años contigo hermana. Lo matamos con rock, con Stradivarius y Sonata Arctica, con Angra y con Skid Row.

Agosto 12 de 2017

Pasamos una buena noche de música, charla y tragos. Fue aguardiente nectar del verde. Dani tenía la botella en la nevera. Tú no quisiste tomar así que entre él y yo disfrutamos de esos tragos fríos, dulces, amargos y engañosos.

Sé que te acuerdas tan bien como yo. Sé que te has acordado siempre aunque al comienzo lo quisieras ignorar u olvidar. Pero son 10 años y nada pasa y nada se olvida.

Como si supiera que nos iba a dejar, Fari esa noche nos habló desde lo más profundo de su corazón. Nos hizo prometer que siempre viviríamos con algo de rock y que seguiríamos cantando hasta que el mundo gire al revés. Como lo hizo él. Como lo hacíamos él y yo cada madrugada juntos, adivinando y completando canciones.

Dejándonos llevar por el éxtasis del momento, nos volvimos ajenos a la realidad. Esa noche me sentí eufórica como nunca, la música elevó la energía a otro nivel y la química entre los tres hizo del momento una burbujita de magia, suspendida en tiempo y en espacio. En ese momento, inconscientes de los limites sentimos que podíamos hacerlo todo.

Pero era domingo y se hacía tarde así que en medio de nuestra ingenuidad permitimos que Daniel nos llevara a casa. Eran 7 cuadras. 7 cuadras de liberar todavía más endorfinas sobre ruedas y con Hunting High and Low a todo volumen; 4 cuadras y se empezó a sentir riesgoso; 2 cuadras y nos dijimos cuanto nos queríamos; 1 cuadra y nos despedimos.

Feliz cumpleaños de llegar al cielo Farito. Faro. Ese es su apodo. Viene de su apellido Farías pero le queda perfecto por ser la lucecita que guía a tantos que tuvimos la fortuna de conocerlo.

Yo maté a Daniel. Lo matamos juntas hace 10 años. O eso creímos por un momento. Pero la verdad es que nosotras somos muy pequeñitas como para ser motivo de la muerte de alguien tan grande. Tuvimos la suerte de estar ahí.

Hermana, la culpa implica un nivel de egocentrismo que en este caso no nos podemos dar el lujo de sentir. El 12 de Agosto siempre será una fecha que nos una y será una fecha importante para nosotras pero por ese angelito que nació ese día y que nos dejó tanta música con la sacudida de su partida.

La verdad es que Faro hace falta, pero está más presente que cualquier vivo caminando por ahí. Diez años después sigue siendo la más grande lección de vida y el más vivo recuerdo. No beber y manejar, pero sobretodo, vivir tan bien como vivió Daniel. Vivir alegres, vivir con música, vivir High and Low y vivir 18 and Life.

María José Bermúdez Jurado