Top 5: Los mejores discos de Sepultura



Otros artículosArtículos relacionados

Sepultura es el nombre más grande del metal sudamericano y aunque no pasa por su mejor momento, su legado está intacto como un referente del metal extremo.

Sepultura fue sin duda la mejor banda de metal de Sur América y fue una de las más importantes del mundo entre 1991 y 1996. Su potencia, pero sobre todo lo exótico de su origen, le dieron suficiente kilometraje para estar en la “crema y nata” del metal en el mundo.

Le apostó a una fusión poco conocida en el mundo y abrió el metal latino en los cinco continentes. Ya lo hacía Overdose en su momento, pero Sepultura le dio un nivel inesperado a la fusión tribal en el metal.

El grupo tocó el cielo con sus manos en 1996, cuando presentó el disco ‘Roots’, sin embargo, ese fue el principio del fin.

La historia no la repetiremos, pero desde ese entonces Sepultura no volvió a ser lo que era y para muchos -incluidos los hermanos Cavalera-, el grupo ya no existe.

Usando términos digitales el nombre Sepultura, que ahora ostenta con gallardía Andreas Kisser, ha seguido vigente gracias a eso que llaman “long tail”.

Yo soy de los que prefiere creer que Sepultura sigue vivo y aunque ha tenido más tropiezos que aciertos (ha tenido tres bateristas y dos cantantes), ha realizado piezas inteligentes y muy bien armadas.

Una de ellas la pondré en este listado que nace de la pasión con la que escuché (y sigo escuchando), los discos del gigante brasilero desde mis años escolares.

5. Kairos (2011)
Fue el disco que publicó Sepultura con una alineación que prometía algo de estabilidad (Jean Dolabella ya había participado en dos discos).

El disco tiene un trabajo de guitarras asombroso y la voz de Derrick Green destaca notablemente, mucho más que los otros discos que ha grabado con Sepultura (seis hasta el momento).

Los temas tienen una composición compleja y sin duda logran superar el trabajo musical de su “competidor” Soulfly.

Mis temas favoritos son “Kairos”, “Relentless”, “Dialog”, “Born Strong” y “No One Will Stand”, además de los covers de Just One Fix (Ministry) y Firestarter (The Prodigy).

No tengo duda de que es un gran disco

4. Roots (1996)
Para muchos es la joya de la corona. Fue el disco que consolidó a Sepultura en la escena. Dos de sus cuatro videos tuvieron alta rotación en cadenas de videos como MTV y Vh1.

Fue llevar el metal a los sonidos del mundo, una especie de Putumayo Records para los sonidos extremos. Aunque este podría ser el disco más vendido de Sepultura está lejos de ser menos pesado que sus antecesores. Además, Sepultura no fue tímido al agregar varios elementos del industrial en este disco producido por Ross Robinson.

Temas destacados: “Roots Bloody Roots”, “Ratamahatta”, “Dusted”, “Dictator Shit”, “Attitude, Cut Throat”, “Lookaway” y “Born Stubborn”.

3. Chaos A.D (1993)
A mediados de 1994 recuerdo haber escuchado dos temas en El Expreso del Rock, el programa de Andrés Durán; era los domingos en la noche así que no era mucho lo que podía escuchar porque entraba a clase a las 7:00 am (tortura típica de los colegios capitalinos).

Lo bueno es que a las 2:00 pm ya estaba en la casa así que después del almuerzo agarré mi bici y me fui al almacén La Musiteca que quedaba en la carrera 15 con calle 86.

Compré el CD, que en esa época era una joya porque en ese lugar solo vendían discos importados. Al llegar lo puse por lo menos cuatro veces.

Los intros de los temas “Refuse Resist” y “Territory” eran de lo mejor que había escuchado en toda mi vida. Se notaba que era un grupo brasilero, la percusión era todo en ese disco. Me sorprendió “Kaiowas”, muchísimo

2. Beneath The Remains (1989)
Puede ser uno de los discos de metal más pesados de ese año. Sepultura se movía entre el Thrash y el Death Metal. La carátula era muy fuerte, este disco sin duda es un álbum de culto y una obra maestra del metal.

Hay también mucha técnica en este disco, algo que no era muy común en los trabajos de metal extremo de la década de los 80. Sepultura avisaba que llegaba para quedarse y que definitivamente pisaba muy fuerte.

El trabajo de guitarras es notable y sin duda la banda se complementaba muy bien en sus cuatro vértices.

1. Arise (1991)
No tengo ninguna duda, este es el mejor disco de Sepultura. Su sonido es impecable, la composición es compleja y no tiene una sola canción medio regular. El disco es bueno de principio a fin y cuenta con una carátula que para la época era de lo más agresivo que cualquier grupo de metal podía presentar.

Sepultura se había instalado definitivamente en la escena metal del mundo con “Arise”, disco que tuvo dos videos en rotación de canales especializados y el programa Headbangers Ball de MTV.

“Arise” mostró experimentación con percusión y con sonidos industriales. En él ya había referencias a lo latino, lo que ayudó a que el grupo hiciera su primera gira en más 220 ciudades del mundo y lograr la primera certificación de disco de platino en Indonesia.

Un gran disco sin duda.

Bonus tracks
Nada de este sería posible sin Schizophrenia, un disco de 1987. La diferencia entre este disco y el debut de sepultura con Bestial Devastation y Morbid Visions es abismal, fue el disco que le abrió las puertas de Estados Unidos al grupo brasilero.

A-Lex, por su parte, otro de los discos de la “nueva” Sepultura es un trabajo sobresaliente y por encima del promedio, una gran composición de metal, dirigida completamente por Andreas Kisser.

Julián López Cortés